IMPLANTACIÓN “POR SORPRESA” DE LA PASARELA DE PAGO PARA EL DNI

Para sorpresa de propios y extraños, hoy, día 7 de febrero, se ha publicado en el BOE la disposición general por la que se regulará la implantación de la pasarela de pago en las oficinas de expedición de DNI y Pasaportes www.boe.es/boe/dias/2017/02/07/pdfs/BOE-A-2017-1206.pdf).

La medida, que introduce la declaración, liquidación y el pago de las tasas previstas de forma telemática, entrará en vigor mañana y el trámite se realizará a través del servicio electrónico habilitado para la cita previa en www.citapreviadnie.es. Para poder realizar el pago de esta forma se deberá disponer de un número de identificación fiscal (DNI/NIE); de DNI electrónico u otro certificado electrónico reconocido; y tener una cuenta abierta en una entidad colaboradora en la gestión recaudatoria adherida al sistema de pago telemático de tasas previsto.

En CCOO nos alegramos, por supuesto, de que una demanda que venimos haciendo desde hace muchos años en los Grupos de trabajo de Policía y en las reuniones de la Mesa Delegada del MIR para modernizar el servicio y que se deje de pagar en efectivo en las oficinas, por fin, empiece a ver la luz. Los servicios que prestamos al ciudadano deben contar con todas las facilidades disponibles para su correcto funcionamiento y, en este sentido, CCOO hemos exigido en innumerables ocasiones que los puestos de expedición cuenten con una “pasarela de pago” que facilite la gestión a todos.

Parece que la Dirección General de la Policía ya ha decidido entrar en el siglo XXI, al menos en este tema. Sin embargo, y aunque reiteramos nuestra satisfacción por la modernización del procedimiento, la lentitud en la implantación de esta medida no es la única “tara” que encontramos en el desarrollo de esta disposición. Como últimamente viene siendo habitual, las organizaciones sindicales, como representantes de los trabajadores, no hemos recibido comunicación previa alguna de la publicación de esta resolución en el BOE. Consecuencia directa de ello es la situación de desinformación también de los propios empleados públicos que prestan sus servicios en las oficinas del DNI y que, de la noche a la mañana, deberán adaptarse de forma inmediata e improvisada a la nueva forma de pago.

Y es más: la Administración, la DGP en este caso, tampoco ha puesto en marcha una campaña de información a la ciudadanía que explique de forma clara y sencilla cómo se puede acceder a esta nueva forma de liquidación de tasas. En este sentido, hay varias lagunas en el texto de la disposición que dejan sobre la mesa dudas fundamentales a la hora de comprender y desarrollar la llamada “pasarela de pago”:

–       No se hace referencia alguna a los llamados TPV o “datáfonos”. No sabemos si está prevista su instalación, para cuándo sería y si, en caso de ser así, los empleados públicos recibirían la formación necesaria para hacer un correcto uso de ellos. ¿Será el paso siguiente de la modernización, que nos sorprenderá “apareciendo” cualquier día?

–       Hasta el momento únicamente podía pagarse en efectivo (caso único en la Administración, por cierto). Desconocemos si, de ahora en adelante, en las oficinas van a convivir las diferentes modalidades para abonar las tasas; cómo va a afectar esta medida a la realización de la estadística y contabilidad que a diario se realiza en todos los equipos.

–       No encontramos un desglose que detalle los casos particulares que no se ajusten a la norma: tasa de documentos de los menores de 14 años, por ejemplo, al carecer estos de certificado electrónico.

Lo dicho: en la DGP se siguen haciendo las cosas de forma chapucera, cuando y como ellos deciden y, si puede ser, “a la chita callando.

Anuncios