Refuerzos sí, pero no por el verano

Ayer conocíamos que el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, “ha formulado una recomendación a la Dirección General de la Policía para que se refuercen las oficinas de expedición del DNI y pasaporte de toda España”.

El texto habla de la saturación de las oficinas, sin cita disponible hasta después del verano, y de que los ciudadanos tienen que pernoctar en la puerta de las dependencias para ser atendidos, e insiste en que esta saturación es recurrente en verano por el incremento de los desplazamientos y las vacaciones del personal.
En CCOO aplaudimos que esta Institución eleve una nueva recomendación a la Dirección General de la Policía solicitando que refuerce las unidades de documentación -la segunda en menos de un año-. Pero no podemos estar de acuerdo en los motivos ni en las consecuencias.
En primer lugar, la saturación de la cita previa no se circunscribe a los períodos vacacionales; desde diciembre de 2015 es imposible encontrar cita previa en gran parte de las provincias españolas, una situación que no ha cambiado año y medio después. Recordamos que en junio la Policía reconocía que la mitad de las plantillas estaba al 90% de saturación. No nos cansaremos de repetirlo, no se trata de un problema coyuntural, es una situación estructural de falta de recursos humanos y de deficiente distribución de los mismos.
En segundo lugar, CCOO lamentamos que no seguir las recomendaciones del Defensor del Pueblo no tenga efecto alguno. Se desoyen constantemente los escritos enviados sobre atención al público, formación, refuerzo… Y no sucede nada.

Como tampoco pasa nada cuando el director general de la Policía y el ministro del Interior faltan a la verdad en sede parlamentaria asegurando que se incorporarán efectivos antes del verano -hecho que no se ha producido- y que el problema está en vías de solución -el sistema de cita previa demuestra que no-.

Y no solo no llega personal, además la subdirectora de Recursos Humanos no informa a los representantes de los trabajadores de cuándo, dónde y mediante qué forma de provisión se va a producir la incorporación anunciada por la secretaria de Estado de Función Pública, y conocida por los jefes superiores desde hace más de un mes.
Mientras, los empleados públicos seguimos trabajando para reconducir este despropósito y tratar de prestar un buen servicio público a la ciudadanía, que no merece este desprecio por parte de la Policía.

Anuncios